lunes, 18 de mayo de 2009

Informática es femenino terminado en "a".


Me declaro -oficialmente- seguidor entusiasta del flamante blog de Marta Minguella y fan incondicional de las señoras de más de 40 que se arman de valor y le plantan cara a un teclado de ordenador y una pantalla llena de “cosas”.

Hasta mi suegra -que es una santa :) - ejemplo paradigmático del síndrome de la botonfobia generacional crónica, se ha comprado un ordenador portátil con conexión a Internet y ya dispone de cuentas en Facebook, Hotmail y Windows Live Messenger …GenSanta! Eso es casi como si le cambiaras a Cervantes la pluma por un notebook con Wifi.

Inma, que se ha convertido con los años en una verdadera experta y que ya me da sopas con ondas en un montonazo de aplicaciones, está siempre dispuesta a ayudar.

A principios de los 80, solía yo aporrear un viejo ordenador Apple IIe con pantalla monocroma de fósforo verde, que me costó un pastón y ni siquiera tenía disco duro.

Más adelante -digamos en 1986- heredé de mi hermano mayor una imitación de IBM PC con un procesador Intel 8088 que ya si tenía un disco duro……….de 10 Megabytes, que me pareció de una capacidad ilimitada, todo un salto tecnológico y una gran oportunidad de compilar programas en Pascal sin tener que andar cambiando de floppy……. (sí, sí, aquellos discos flexibles de 5 pulgadas y cuarto que se estropeaban sólo con mirarlos).

La impresora era una de aquellas míticas Star de impacto de tinta negra y alimentador manual de carro. Tardaba dos minutos en imprimir una sola página y hacia un ruido infernal : tanto, que algunas noches en las que tenía que imprimir algún trabajo urgente hasta muy tarde, tenía que envolverla en una manta para no despertar a Inma y a Alasse, lo cual habría sido una catástrofe que me habría costado por lo menos una penitencia de dos noches en el sillón del salón.

No había forma de convencer a Inma de que no se trataba de una de esas máquinas perfectamente inútiles, propias de ingenieros con sus locos cacharros, sino de una herramienta que, con el tiempo, sería imprescindible y estaría al alcance de todo el mundo.

A finales de los 80, la única utilidad que Inma reconocía a mi ordenador era la de imprimir “tururús”

Un tururú era, básicamente, un canuto hecho con una hoja de papel DIN A4 enrollada que se podía usar como trompetín casero.

Alasse era una entusiasta del tururú; no tanto como instrumento, sino porque en su interior solía contener un dibujo de un pajarito o un animalito impreso con aquella vieja “Star” y porque, además. pedir un tururú era una excusa estupenda para entrar en mi estudio para reclamar atención.

Después de mucho insistir, y con la estimable ayuda de los terriblemente adictivos juegos de aventura gráfica de Indiana Jones y Monkey Island, Inma por fin empezó a hacer sus pinitos con el legendario procesador de textos Wordstar y luego con los primeros chats de aquellos prehistóricos Bulletin Boards de Infovía. (Internet no explosionó hasta algunos años después)

Los primeros empujoncitos me hicieron temer que abandonaría (que si soy muy torpe….que si qué necesidad tengo yo ………¿La tecla DEL? No veo ninguna tecla DEL…………piensas que soy tonta ¿verdad?)

Me parece que Marta e Inma tienen en común más de lo que parece a simple vista, pero lo cierto es que ambas son buenas personas y eso es más del noventa por ciento de lo que me parece interesante de cualquiera.

Sin embargo, lo que me suscita mucha curiosidad es descubrir qué resortes impulsan a mujeres de letras y cierta edad a meterse en semejantes charcos: blogs, Internet, correos electrónicos, estándares de gráficos…...

¿Alguna sugerencia?

20 comentarios:

cloti dijo...

Empecemos por dejar claro que tu mujer lleva toda la razón aunque no sé lo que ha dicho.

Si quieres te cuento que hago yo aquí. No sé. El proceso ha sido tan gradual que cuando me he puesto a analizarlo ya no tenía remedio y estaba enganchada. Primero los foros, ¡es increíble la cantidad de personas interesantes, generosas y amigables que se comunican foreando!
Después los blogs, y sobre todo el mío, al que mimo, cuido y saco brillo como una recién casada a la vitro.
Lo que no me acaba de gustar son las distintas modalidades de chat, excepto en ocasiones puntuales me resultan intimidantes e intimidatorios, odio messenger.

PEro lo que es absolutamente atrayente es la INFORMACIÓN, uuuuuf eso sí es excitante, todo al alcance de un click
MENKANTA

Bssssssssssssssss
Cloti

KIRA dijo...

Como entre yo en el mundo de la informatica, bueno corrian los años 80 cuando en el instituto empezaron a darnos clase de "informatica" con un ordenador para cada 10 alumnos y en lenguaje "Basic".
Despues conoci lo que para nosotros fue el mayor descubrimiento del mundo, el Spectrum que era como el ordenador de la Nasa...pero en pequeñito.
Por supuesto que he pasado horas y horas jugando a Indiana Jones y Monkey Island... jejeje
Despues vas aprendiendo con el tiempo en el trabajo, en casa y te vas adaptando a las nuevas tecnologias.
Que buenos recuerdos he recuperado con este post.
Y mira por donde nos hemos enterando de como Inma hizo sus primeros pinitos en el mundo de la informatica....
Creo que es una persona digna de admirar!!

BLAS dijo...

Jajajajajaja...!! Inma ha leído ya este post? Buenísimo... Personalmente creo que a cualquier mujer u hombre le gusta estar informado, y en los años que corren, todo el mundo sabe que el instrumento más rápido y útil de información que existe es el ordenata, tenga demasiados botones o no. Mi abuela con 87 años, eso sí, con una cabeza que para mí la quisiera, se compró para navidades un ordenador "el más sencillito, no te creas" (nos dijo, como si se tratara de una lavadora...), y ya se maneja estupendamente en Internet... De modo que lo de Marta no me extraña nada de nada, y menos aún lo de Inma. Saludos!! (o croacs, como prefieras...)

Inma dijo...

Lo acabo de leer y veo mis verguenzas al aire.
Voy corriendo a avisar a mi madre para que lea lo de "que es una santa" jajajajaja
Es verdad que no soportaba el aparatejo dichoso, pero los juegos de Lucasarts y la posibilidad de acumular series y películas como una ardilla fue demasiada tentación.
Me debato entre el amor-odio. Me propongo no cogerlo en ...¿¿dos días!!! y aguanto, como mucho unas horas. Es adictivo, entretenido y me tan buenos ratos que no veo porque voy a dejarlo.
No fumo, no bebo y no voy con hombres...
Ah y prueba en hacerle un tururú ahora a Alasse, ¿te imaginas su cara?

Inma dijo...

Y ya he visto mis superfaltas de ortografía....

Anónimo dijo...

Hola... soy yo...La que entró y eso es bien cierto VIEJALES...en este " FREGAO "...
Antes que nada, decirte que me ha encantado tu Post...(si es que se llama así...pues todavia no lo se, ja,ja,ja..) Lo encuentro, super...

Me chifla esto que has puesto de los tururús... que penita, que cuando yo tenía papi...no tuviese un aparato de estos...pues no sabes la de veces que intentaba colarme en su estudio y como le veía tan emocionado y no tenía nada como para llamarle la atención, pues era aburrido lo de : OYE PAPI...(sín tururú, que hubiese sido para mi la repanocha).

Pero era tan simpático e inteligente como tu...y sabía muy bien que me encantaba estar con él y ver todo lo que hacía...pues era de estas personas que igual te pintaba un cuadro magnifico, que te hacía todas las cosas que le pudieses pedir..TODAS...sín excepción...Un día te cuento en mi blog, como se las ingenió, para enseñarme a leer a los tres años con una historia de un ratón...

Y yo, pues mira...ya conté un poco el primer día...pero básicamente, no en el momento de entrar en este mundo internauta, sino un poquito más tarde, descubrí una cosa superbonita que es lo que me tiene enganchada, adicta y "drogada"...
Y es que como es sabido por todos, pues los amigos, los de tu alrededor, los que te conocen, te hablan mirandote, o no ( depende )
pues cuando ya tienen TANTAS OBLIGACIONES IMPORTANTES!!! no pueden ni siquiera llamarte...porque a lo mejor se les quema una tortilla, o el arroz de les pasa...
Entonces, descubrí que aquí dentro, llamas y te contestan...preguntas y te atienden, dices algo y ¡¡¡ les interesa !!! y CARAMBA ... eso te eleva la moral hasta llegar a las nubes...y te dices...pues si que hay PERSONAS...que pueden estar a tu lado y encima te ayudan y te animan y te divierte ponerles cosas, porque lo pasan bien...y entonces por eso yo me dije : Marta hija...ESTO ES INCREIBLE... y me quedé PEGADA COMO UN SELLO A ESTE APARATO...y además felicísima de por vida de haberlo hecho.

Besitos Rana magnífica.
un fuerte CROAC.

Martaminguella.
Y además de tu suegra...tu mujer tambien es UNA SANTA,con su paciencia conmigo.

Anónimo dijo...

perdón por salír como anónimo.

Marta

La rana dijo...

Supongo, Marta, que todos -hombres y mujeres- tenemos una viva necesidad de comunicarnos y que, seguramente, esa es una de las razones más importantes que nos impulsan a usar internet.

Cloti se siente fascinada por la información masiva que ofrece.

Inma por su faceta más lúdica.

Kira es de mi grupo de pioneros (Dios mío....el simulador de vuelo del Spectrum del cabr... de mi cuñado) ¿TENíAS MICRODRIVE? ¡COMO TE ODIOOOOOOO!

En cuanto a la Abuela de Blas....estas de coña, ¿no?

Bueno, veréis. A mi me parece que, del mismo modo que con los coches, los hombres y las mujeres se relacionan con los ordenadores de una manera diferente.

Una mujer piensa en un coche como una máquina útil para desplazarse: para ella, el atributo esencial de un coche es proporcionar transporte autónomo.

Para los hombres, esa cualidad parece ser accesoria. Conciben el coche como un instrumento de dominación y prevalencia: cuanto más potente y caro sea, más eficaz es el arma y más grande el guerrero que la blande.

Supongo que está escrito en su código genético. No me pregunten -soy una rana.

Percibo que algo parecido sucede con los ordenadores.

Los atributos que impulsan a las mujeres a usarlos -acceso a la información, capacidad de comunicación y ocio, entre ellas- aun valorándolos, les parecen accesorios a los hombres, que se relacionan con ellos de una forma mucho más agresiva: primero, el dominio de la máquina, y luego a tenerla "mas grande" que la del vecino.

¿Significa eso que el hombre es más competitivo? Paradójicamente, me parece que no.

Esas personas de letras y más de 40 que tienen avidez de comunicarse, obtener información y divertirse, van derechitas a su objetivo, se centran en aprender lo que esencialmente necesitan y lo hacen en tiempo récord contra todo pronóstico, son mayoritariamente mujeres, no hombres.

En mi experiencia, a menudo ellos se enfrentan al aprendizaje con miedo al fracaso o simplemente rechazan su utilidad para esconderlo.

Cloti, Kira, Blas, Inma y Marta: es todo un placer y un privilegio tenerlas en mi humilde charco.

Croack!

KIRA dijo...

JEJEJE pero no el spectrum no era mio, era de mi primo que por suerte vivia en el piso debajo del mio y yo me mude alli, para alegria de mi mami y locura de mi tia.... jua jua como me rio ahora.
Gracias, me encanta pasarme por tu charco de vez en cuando.

Ana dijo...

Mi querida ranilla: te cuento que el día que se me ocurrió poner en google "Esther y su mundo", se me abrió una puerta maravillosa a un mundo lleno de cosas buenas y gente estupenda.
Hasta el momento, mi relación con el ordenador se limitaba a tener un correo para ver mensajes reenviados de esos que ahora tanto me aburren, y consultar cosas relativas a mi trabajo. Hay que ver la cantidad de docentes que pululamos por internet compartiendo información interesante y maneras de trabajar. A mi profesión, internet nos ha hecho un enorme favor.
Pues de ahí no pasaba la cosa. Eso y el descargar música y películas (bueno, mi marido era el encargado).
Como te decía, un día tecleé las palabras mágicas en google y ahí se lió parda... encontré un grupo de chicas que se lo pasaban pipa en un foro. No solo hablaban de Esther, sinó de cantidad de cosas que a mi me interesaban. Con ellas (y con nuestro Chema posteriormente), aprendí un montón de cosas, descubrí pelis, series, cine antiguo maravilloso...¡qué bien nos lo pasamos!. Estamos en la misma onda sin duda.
Un día puse en el foro que me estaba descargando "las chicas Gilmore". Recibí un correo personal de Inma Arán, en el que me explicaba cómo hacerme con la serie de manera muy bien explicada. "Ponle prioridad alta, tal tal tal...). ohhhh!!!! ¡qué encanto!. Ni me conoce y se toma su tiempo para explicarme tan bien como hacerme con la serie... Estoy segura de que si llegamos a vivir cerca, nos haríamos unas cuantas sesiones de café con chocolates y parloteos varios...
No sé como pasó, pero ya no puedo vivir sin pasarme un ratito a ver lo que se cuece en los blogs, en el foro y hasta en el "feisbus".
Un instrumento mágico este sin duda.
Blas, me encanta tu abuela. Mi madre tiene la edad de Marta y tambien le da duro a esto, pero solo como expectadora. Nos lee los blogs pero nada más.
Un besazo rana!!!

BLAS dijo...

Rana, de coña nada. Tendrías que conocer a mi abuela. Lo primero que hizo cuando se jubiló, aparte de llorar amargamente (sacó uno de los primeros números en la oposición a funcionario de Hacienda después de la Guerra), sacó el carné de conducir, se compró un coche, comenzó a repasarse el Francés (vivió en Francia durante la Guerra Civil), y aprender inglés. De modo que si mi abuela dice que va a pasarse un finde haciendo paracaidismo lo único que nos oirás decirle será "-Ah, vale, ya nos contarás cuando vuelvas..."

Sergio Arán dijo...

El mundo es un pañuelo. Aquel ordenador que dices, con sus disquitos y su monitor de fósforo verde, terminó en mis manos.
Yo no supe sacarle utilidad, salvo por un juego imposible, en donde tenía que entrar en unas pirámides aztecas...
Nunca llegué a salir del jeep que me llevada porque tenía que darles instrucciones en inglés. Y si me bajaba del jeep, fuera donde fuera, me mataba una serpiente.

Rana, me regalaste el ordenador pero nunca me diste la impresora. Uno de mis traumas es no haber podido hacer un "tuturú" a tiempo.

La rana dijo...

JUA JUA JUA JUA!!!!!!!!!!!!!

Sergio: no me acordaba de que el Apple II lo heredaste tú. Ja ja ja ja ja!!!!!!!!

Encima me reprochas que no te diera la impresora.Hombreeeee......

Por cierto: ¿Qué pensaste imprimir? ¿La merienda de la serpiente al bajarte del jeep?

¡Croac!

La rana dijo...

Ana:

De modo que has pasado del uso profesional, al lúdico y luego a la comunicación.....INTERESANTE.

Me parece que el Grupo de Esther es estupendo: compartís la afición -o la nostalgia- de una forma muy divertida.

Yo no estoy en él porque sería traicionar, a la vez, al Príncipe Valiente, a Estela Plateada y a Flash Gordon.

Inma no toma café (ni leche), pero si muuuuuuucha coca-cola (gastamos unos 20 litros SEMANALES.

Dí que sí: que es muy amable.

Gracias por darte un paseo por mi charco!!!!!!!!!!!

Croac!

La rana dijo...

Blas:

¡Caramba con tu super abuela, qué vida tan apasionante y qué actitud!

Además, ganar las oposiciones de Hacienda siendo mujer en los años 40, y en cabeza de la promoción, ES TODA UNA PROEZA, ¿no te parece?

Pues claro que sí: ¿Paracaidismo? Pues paracaidismo.

Croac!

BLAS dijo...

Pues sí que es una proeza. En casa todos lo decimos, lo que sea por su carácter y su cabeza cuando tengamos su edad y menos aún si me apuras. Además te dice las cosas con una sencillez y una falta de narcisismo que es para alucinar. Me quedo embobaíta cuando cuenta historias de la guerra, y la ves aquí al lado tuya, siguiendo el mismo ritmo de entonces... Increíble, ya te digo.

chema dijo...

rana, este post me ha provocado cierta nostalgia al recordar los ordenadores que había antes, y los floppy discs que, como bien dices, se estropeaban con morarlos, yo no habría podido decirlo mejor. :D y me he acordado también de la asignatura de informática que teníamos en el colegio. trabajábamos con el ms-dos, que ahora nos parece prehistórico, jejeje.

desde luego, está claro que las personas de cierta edad que, sin tener conocimientos previos de informática, logran aprender a manejar intenet (búsquedas en la red, correo, foros, blogs...), tienen mucho mérito. a mi madre una vez intenté enseñarle. tenía que buscar una página web sobre un tema que le interesaba, de dietética o algo así, y yo la iba guiando. no lo hacía mal, pero le costaba horrores... no le gustó la experiencia, dijo que no le merecía la pena el esfuerzo...

me he reído un montón con lo de los tururús. es que la informática tiene una amplísima variedad de aplicaciones. :D

Susana dijo...

Se que ultimamente no andas mu sobrao de tiempo pero quería decirte que tienes un premio a la rana más cool de todo el ciberespacio!!!! Puedes recogerlo en mi blog cuando tengas un minuto y colgarlo en tu vitrina... o estanque.

Alasse dijo...

Me haces un tururu? 0:)

Elphaba dijo...

Y yo sin enterarme de este encuentro nostálgico-informático!

Pues yo tenía un msx, que fué al spectrum algo así como el beta al vhs. Algún día hablaré sobre él.

Yo de informática bastante pegadilla, pero la tecnología no se me da mal, así que a día de hoy, 9 años después de comprarme mi primer pc solo mío y con internet, lo desatornillo, lo abro, lo destripo, le transplanto piezas...