lunes, 7 de julio de 2008

Esas pequeñas cosas

Al Principe Valiente
A Rin-tin-tin
A Flash Gordon
A Johnny-Tarzán-Weissmuller y, sobre todo, a Maureen O'Sullivan
A los bocatas de chocolate
A las bicis Raleigh-Chopper
A King corriendo tras la bici.
A Locomotoro
A mi disfraz de Daniel Boone
A los iiiiiihelados de Panchito
A los masticables de Fruitella
Al Club.
A los pirulíes de cubierta de galleta.
A los reyes magos por mi primer reloj Seiko automatico.
A los cochecitos ("cochitos") Matchbox y los loopings de pistas amarillas.
Al guerrero blanco de los cubos de detergente Ajax.
Al cine Cuyás
A Epiphone.
Y a Epi.
Y a Blas.
Y -como no- al monstruo de las galletas.
A la alpalpa.
A las partidas de futbol chapa (definición: un juego que se juega entre dos huecos de alcantarilla y que siempre gana Pachi y, en su defecto, Charlie Pagés)
Al pan de huevo y la botella de leche de los recreos, a Doña Pepita, a Don Diego, al pregón y al festival.
Al Unitron II, clónico del Apple IIe
A las amorzagaitias de la calle Estafeta, a Steve Winwood, a Teresa y a Ti, donde quiera que estés.
A las camisas Tern de rayas.
Al Jardinetto
Con permiso de Domingo, a la piscina chica.
A los recortables del estanco de la calle Cano.
A las cositas lindas.
A las Isas de Playa del Ingles.
Al Opel Corsa.
A arrepalante, a blanquita y a Anis.
A los bañadores Turbo. Y a los Speedo, que molaban más, pero que valían una pasta.
A Mariquita
Al simulador de vuelo para Spectrum del cabrón de mi cuñado.
A los platanos...no gracias. A las plataneras.
A la Boite.
A las tartas del 1 de enero. Y a los Ford Taunus. Y a un hombre bueno que optó por los pobres.
Al McDonalds (No, el de comer no. El de Pepe) y al Cuperón.
A Saro. Y a Sarito. Y sobre todo a Pepe.
A Dunkin.
A la Cuesta de Silva y a la canción del olivar.
Al lado calentito de mamá.
Al rasca-rasca antes de tu siesta,a la pizarra del cuarto alto, a tu cola-cao con tostadas y al vencedor con filtro (y ni un vicio más).
A Trampas, al Fugitivo, a Furia a Heidi,....

6 comentarios:

La rana dijo...

Este es un post del blog del gran friki (ma non troppo).

Todo un charco que da para un laaaargo baño.

Pensé que alguien querría algunas aclaraciones.

Pues adelante.

La rana dijo...

Como decía en "Frikiperopoco".....

Me han hecho algunos comentarios off-the-record acerca de mi "post" de esta mañana.

No pretendía construir una especie de "Lista Bucket" retrospectiva.

Sobre quién soy, no esta todo lo que es, ni es todo lo que está, o al menos de foma tan evidente como cabe esperar de la forma de ser que se me atribuye.

Pretendía, más bien, dar mis razones en defensa de las muñecas, de Mazinger Z... del frikismo cuarentón (o no tanto, pero todo se andará) en general.

La idea me vino a la cabeza una tarde de domingo mientras un grupito de tiernas madres de familia mendigaba una dedicatoria de un cómic para adolescentes del año del catapúm.

Y mi respuesta es: porque vivimos poquísimo, peligrosamente y en lucha sin cuartel.

Porque el futuro nos parece cada vez más próximo, el pasado mas lejano y nuestras fuerzas mas excasas.

Porque tememos no reconocernos a nosotros mismos ante el espejo cualquiera de estas mañanas o descubrir que hemos crecido y enterrado cuanto fuimos.

Pero, muy a mi pesar, como escribe Khaled Hoseini, "he aprendido que es falso lo que se dice del pasado y sobre como podemos enterrarlo. El pasado siempre resurge abriéndose camino a zarpazos. Mirando atrás, me doy cuenta de que he estado urgando en mi callejón solitario durante los últimos treinta y seis años"

Así que, volviendo a la defensa de las muñecas, no son terroríficas, amigo Sancho: son caras, pero, a quien le importa? Nadie ha dicho que la comida para el alma tenga que ser barata.

¿Africa? Si. Tiene mucho que ver.

¿El Jardinetto? Pues está muy claro -digo yo- El jardincito.

Eso sí. Allí, flores no había más que una.

Inma dijo...

Yo me quedo con la alpalpa de Luis y las cositas lindas de Beatriz. Y el jardinetto tampoco está mal.

Alasse dijo...

Dejà vu %D

La rana dijo...

Déjà senti

Carla dijo...

Bonito blog... te da que pensar, jeje.